top of page

Podcast / Ep. 20 - Perfeccionista en recuperación

Sanar mi perfeccionismo con mi alimentación y mi cuerpo, fue lo que me abrió al medio y me hizo quien soy hoy. Lo que me permite compartir mi proceso con ustedes, y que se vean reflejadas en mis palabras. Fue la valentía y la vulnerabilidad de las mujeres que se abrieron conmigo para contarme que mientras el mundo creía que hacían todo perfecto, por dentro eran caos y descontrol, que entendí que nunca se trató de que pudieramos llegar a ser perfectas, sino de viviamos intentándolo. Y de que sobretodo nos frustremos en silencio, nos sintamos solas, y no se note lo que nos pesa sostener todo ese show.


Y que la vida nunca quiso que seamos perfectas, solo que nos permitamos experimentarlo y sentirlo todo.


El perfeccionismo no es garantía de que todo salga perfecto, pero sí es garantía de que mientras esa sea tu fuente de energía, lo que vas a estar alimentando es el miedo y no el amor. Y que llegues al resultado que llegues, no vas a sentirte llena porque no está conectado a una motivación interna, sino a una exigencia externa (incluso si fue internalizada), por lo que nunca te vas a sentir cómoda encajando en el molde que alguien más creó para vos.



Programa de Mindful Eating

El programa donde guío con más conocimientos y herramientas en, entre otras cosas, soltar el perfeccionismo y la autoexigencia con la alimentación y el cuerpo para poder reconectar con tu sabiduría interna y tu intuición es el Programa Mindful Eating. Parte del proceso es entender que el perfeccionismo no es lo que va a hacer que puedas hacer todo bien, sino lo que justamente causa todo lo que tanto queres sacar de tu vida: atracones, hambre emocional, descontrol con la comida.