top of page

5 señales de que la cultura de la dieta se robo tu paz mental


Habiendo transitado este proceso, pude darme cuenta de que el primer cambio real y significativo empieza cuando te das cuenta que efectivamente estás inmersa en la cultura de la dieta, y que ya no se trata de seguir probando cosas para 'bajar de peso' o para controlar tu cuerpo, sino que necesitas iniciar un camino para sanar de raiz.

Por eso en este post te cuento cuales son esos pensamientos y creencias con las que suelen llegar las mujeres que se inscriben al Programa Mindful Eating, que son exactamente las mismas que tuve yo durante tantos años (por eso me las sé tan bien)


1 - Clasificas a las comidas en buenas/malas, se puede/no se puede, permitido/prohibido y sentis culpa, frustración o ansiedad cuando comes las que “no deberías”.

Seguramente también las comas con sensación de descontrol, y calcules como hacer para compensar.


〰️ Esto significa que lo que guía tu elección no es tu cuerpo sino un conjunto de reglas internalizadas que fuiste absorbiendo a lo largo de tu vida. Imposible sentirte cómoda en tu cuerpo y en paz en tu mente si lo habitan mil extraños.

Tanto tiempo comiendo en función de lo que alguien más te dijo que tenias que hacer implica una desconexión muy profunda de tu cuerpo y sus mensajes. Toda esa ansiedad no es tu enemiga, es el aviso más claro de tu cuerpo: Necesita que lo escuches, que lo respetes, que lo honres. No solo regulando lo que comes cuando te sentis en descontrol, sino - principalmente - dejando de restringirte para sentirte bajo control. No hay nada que controlar, pero sí mucho por conocer, conectar y confiar.


2 - Que tenés que comer menos y moverte más para lograr bajar de peso y así sentirte bien, y que eso depende de que tengas más fuerza de voluntad.

Crees que bajar de peso es una cuestión de déficit calórico (No, no lo es!) y estás siempre buscando la forma de achicar tus porciones, eliminar los hidratos o las grasas, cada vez que entrenas lo haces hasta quedar exhausta.


〰️ Ves a la comida y a tu cuerpo cómo proyectos a perfeccionar para alcanzar un resultado externo que modifique tu sentir interno. Y si algo no sale como lo esperabas recurrís a la autoexigencia ignorando el mensaje que la sabiduría de tu cuerpo te entrega. Para entender por que bajar de peso no es una cuestion de deficit calorico podes escuchar el episodio del podcast Como la cultura de la dieta nos cag* la salud hormonal.


3 - Tu alimentación y cuerpo están atravesados por números.


〰️ Es la forma en la que aprendiste a relacionarte: creyendo que controlando y calculando lo externo todo va a estar bien. Pero cuando lo que intentas controlar es la naturaleza, no esperes otra cosa que rebelión. No sos matemática, sos biología. No sos lineal, sos cíclica.


4 - Comparas tu cuerpo con el de otras mujeres.


〰️ Como te sentis depende de cómo crees que sos percibida. Miras al otrx con la misma lupa con la que crees que estás siendo mirada vos para perfeccionarte y asi protegerte de las criticas externas. Pero el sufrimiento es constante cuando sos tu peor enemiga y sos vos la que te está criticando 24/7.


5 - Canalizas tus emociones difíciles en la comida, pero te terminas sintiendo peor cuando lo haces.


〰️ Ir a la comida es ir a lo conocido. Por más de que lo sientas como “descontrol”, no deja de ser algo donde sabes exactamente qué va a pasar y cómo te vas a sentir. Cambiar ese mecanismo es entender que no hay nada que esté mal, solo mucho por sanar.


Lo que necesita cambiar no es tu cuerpo, es el vínculo que tenés con tu cuerpo y con la comida.

Dejar de verlos como cosas a perfeccionar y empezar a verlos como medios para vivir la vida que soñas.

Entiendo tu frustración si probaste mil cosas y seguís volviendo al mismo lugar. No es lo mismo probar cosas para o desde la persecución de bajar de peso que para sanar profundamente.

Si sentis el llamado, y (no pero, y) sentis dudas, miedos y resistencias sabe que son parte del proceso. Tu cerebro siempre va a buscar arrastrarte de nuevo a la conocido. No se trata de no tener miedo sino de acompañarte a atravesarlo.


Las herramientas para deconstruir todas estas conductas que no te permiten sentirte libre están en el Programa Mindful Eating. Comenzamos el Lunes 30. Quedan los últimos lugares.




Te dejo algunos testimonios de mujeres que participaron en ediciones anteriores del programa:






Comentários


bottom of page